Abdominoplastia Instituto Dr. E. Lalinde
C/ Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18  

volver inicio

Cirugía de abdominoplastia

Abdominoplastia circunferencial

La abdominoplastia circunferencial es más amplia que la abdominoplastia estándar. Suele realizarse en pacientes que han perdido una gran cantidad de peso (por lo general, después de una cirugia de bypass gástrico u otro tipo de cirugia bariátrica) y ahora tienen piel suelta que les cuelga alrededor de todo el cuerpo.

En la abdominoplastia circunferencial, hacemos una incisión que se extiende alrededor de la línea de la cintura, a través de la cual se elimina el exceso de piel y grasa, y se tensan los músculos. La parte exterior de los muslos y los glúteos también se reafirma, y se crea un ombligo nuevo.

abdominoplastia circinferencial

Indicaciones de la abdominoplastia circunferencial

Los pacientes cuyo abdomen es apenas prominente  o tienen una pequeña cantidad de exceso de piel no son candidatos adecuados para someterse a una abdominoplastia circunferencial, y tienen más probabilidades de poder mejorar con una  abdominoplastia tradicional o una miniabdominoplastia.

El objetivo de la abdominoplastia circunferencial es provocar cambios drásticos en el físico de una persona, después de una pérdida importante de peso. A menudo, estas personas están preocupadas por el exceso de grasa y de piel en zonas difíciles de tonificar, como el abdomen, la parte exterior de los muslos y los glúteos. La abdominoplastia circunferencial está diseñada para corregir en pacientes obesos este exceso de piel y grasa y mejorar el tono muscular.

Abdominoplastia circunferencial

Durante la abdominoplastia circunferencial, hacemos una incisión que se extiende a lo largo de toda la circunferencia del torso del paciente. Utilizamos la liposucción y otras técnicas para contornear la figura del paciente desde las costillas hasta la cadera, tanto en la parte delantera como en la parte posterior del cuerpo. También tensamos los músculos de la pared abdominal y recolocamos el ombligo del paciente para lograr una apariencia más natural.

Al finalizar el procedimiento,  eliminamos el exceso de piel y cerramos la incisión con suturas. En la mayoría de los casos, la cicatriz de la incisión puede ocultarse con la ropa interior. Algunos pacientes que se someten a abdominoplastia circunferencial deciden complementar los resultados con un lifting de brazos o una liposucción adicional.

Recuperación de la abdominoplastia circunferencial

La abdominoplastia circunferencial dura entre tres y cinco horas, y requiere un período de recuperación más prolongado que otros procedimientos de abdominoplastia. Los pacientes que se someten a la abdominoplastia circunferencial deberán permanecer hospitalizados entre dos y tres noches después de la realización del procedimiento. Se colocarán tubos de drenaje para mantener limpio el lugar de la incisión y evitar la acumulación de líquido.

Se recomendará a los pacientes no ducharse hasta que se hayan quitados los tubos de drenaje, esto es, aproximadamente una o dos semanas después de la cirugia.

Después de la abdominoplastia circunferencial, los pacientes pueden presentar inflamación y moretones en toda el área afectada. Para aliviar el malestar, los pacientes reciben analgésicos, y se les recomienda que comiencen a caminar lentamente lo antes posible, a fin de evitar la formación de coágulos de sangre en las piernas. Podrán volver a sus  actividades transcurridas entre dos y cuatro semanas después de la abdominoplastia circunferencial, pero deben aguardar nuestra autorización antes de comenzar a realizar actividades más importantes.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clinica autorizada por la Comunidad de madrid. Especialistas en Abdominoplastia y Cirugia del abdomen

Mapa web | Aviso Legal | Blogs | Links de utilidad

Compartir en:DigFacebookChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2010 Todos los derechos reservados